Manuel Ríos San Martín

guionista / director cine-tv / productor ejecutivo

Manuel Ríos San Martín

guionista / director cine-tv / productor ejecutivo

Venganza y desnudez de Megan Montaner

Venganza y desnudez de Megan Montaner

Antena 3 estrena la segunda y última temporada de la serie 'Sin identidad'

Fría, calculadora, deseosa de paladear la miel de la venganza. Tan dura y decidida como sensual y dulce. También frágil. Megan Montaner es capaz de dotar de todos estos matices a María Fuentes, el personaje protagonista de la serie 'Sin identidad' que este miércoles (22:40h) estrena en Antena 3 su segunda y última temporada.

Megan lo es todo es esta serie que, sin embargo, es mucho más que Megan. La aragonesa ha crecido de manera espectacular en esta ficción producida por Diagonal TV ('Isabel') llevando con solidez el peso del proyecto y destacando como lo mejor de la primera temporada, que más que buena fue prometedora.

Megan Montaner: "Echo de menos mi tierra, esto es una jungla"

A juzgar por el primer episodio de la segunda temporada -al que la prensa tuvo acceso en el FesTVal de Murcia-, la serie ha ganado empaque y ha pulido la mayoría de carencias que se le podían echar en cara en su primera entrega. Sigue resultando algo pobre en diálogos, pero ese es de los pocos peros que se le pueden poner al primer capítulo de la segunda temporada.

'Sin identidad' se agranda de cara a su temporada final, fija la venganza de María como el principal motor de la serie sin desmerecer las tramas secundarias que engancharán al espectador y darán brillo a otros actores del reparto que merecen tal protagonismo como Tito Valverde o Verónica Sánchez. Una compleja ficción con notas de thriller, con acción, giros inesperados de guion y destacables interpretaciones.

Inevitablemente, por encima de todo lo bueno que nos presenta esta serie, Megan Montaner. Tan solo 27 años y con una carrera tan bien definida como prometedora. Mujer de fuerza y decisión que crece con cada proyecto. En 'Sin identidad' se desnuda; por fuera, por exigencias del guion y del director en escenas muy comprometidas delante de la cámara: "'Sin Identidad' es una serie adulta donde las secuencias que tienen cierto contenido sexual cuentan algo importante de la trama y de los personajes. No son clips meramente estéticos de los cuerpos de los actores. Y desde luego no pretenden conseguir más audiencia, de hecho, a mí me preocupa que puedan molestar a algunos espectadores más tradicionales pero pienso que son necesarias para contar la historia", explica sobre ellos Manuel Ríos San Martín, director argumental de la serie y uno de los grandes artífices de su cambio; él y su equipo se hicieron cargo del guion de 'Sin identidad' desde el quinto episodio.

Pero Megan también se desnuda por dentro. Se vacía. Lo da todo en su personaje. Tanto que incluso es habitual que presente golpes y magulladuras, porque ella no quiere actores especialistas para escenas de riesgo: si se ve capaz, lo intenta. Así es esta oscense: si cree en el proyecto, se involucra en él como nadie. Se la verá llorar, reír, amar, matar. Cuando concluya 'Sin identidad', más allá del termómetro de la audiencia, dejará un buen poso en Antena 3. Dirán que es una buena serie, con muchos aspectos positivos, pero impensable sin imaginar a Megan Montaner, en la sed de venganza que insufla a su personaje; en su desnudo natural y sincero delante de una cámara. Es la Jennifer Lawrence de la ficción española.

Manuel Ríos San Martín, director argumental
de 'Sin identidad' / DAVID REDONDO"

A sus pies cae rendido Manuel Ríos San Martín, un tipo afable en el trato, siempre accesible y enamorado de sus proyectos. Charlando con él, se muestra orgulloso del plantel de actores que encarnan a los personajes que él y sus compañeros de guion de 'Sin identidad' han perfilado.

En esta entrevista, se aprecia la vitalidad de este profesional con más de 20 años a sus espaldas dedicados a la ficción televisiva. Ha hecho un buen trabajo al frente del guion de 'Sin identidad', cuyo testigo recogió honradamente de manos de Sergi Belbel. Con alma de creador, no evita situarse a la sombra del éxito de la serie y, casi en cada respuesta, destaca la aportación de otros. Mucha humildad y humanidad hay en Manuel Ríos San Martín. Mucha venganza y acción en su guion para disfrute de todos los fans de 'Sin identidad'.

¿Qué pasa por la cabeza de un guionista cuando escribe el final de una serie en la que el suspense y la venganza lo inundan todo?

Es una mezcla entre disfrute y responsabilidad. Por un lado es una gozada trabajar en un proyecto con un final claro y contundente y por otra parte genera una cierta tensión ya que sabes que para muchos espectadores ese final es muy importante y quieres que lo disfruten.

¿Cuándo acabó la primera temporada de 'Sin identidad' ya sabíais que solo habría una más? ¿Y si la serie rompe audímetros?

Siempre ha sido un proyecto de 2 temporadas. Si fuese el mayor éxito de la tv española algo pensaríamos. Pero nosotros vamos a contar un final concreto. Daremos respuesta a la pregunta inicial. La verdad es que creo que no podría haber una tercera temporada.

Supongo que una de las cosas positivas que tiene escribir una serie sabiendo que no va a continuar es que uno puede sentirse como George R.R. Martin y matar a medio reparto… ¿Mueren personajes, más o menos importantes, en esta segunda temporada de 'Sin identidad'?

Como creativo, es estupendo saber que termina, como padre de familia es más complicado. Las series de larga duración también tienen su encanto!!

No solo puedes matar personajes sino que puedes hacer que evolucionen, que se equivoquen… te da muchas más opciones. En las series de larga duración a veces construyes cosas que tienes que ir deshaciendo para que todo vuelva al inicio para la temporada siguiente. He disfrutado mucho haciendo series de larga duración, pero ahora mismo prefiero las que tienen un final.

En la 1ª temporada ya murió Victoria Abril. Yo creo que fue bastante impactante. En una venganza parece lógico que alguien muera… pero la venganza puede ser de muchos tipos. La muerte está sobrevalorada en algunas series, se utiliza casi como elemento de promoción cuando no se les ocurre nada nuevo a los guionistas y tampoco es eso.

María Fuentes se cobrará su venganza en 'Sin identidad' / ATRESMEDIA

Desde la productora y la cadena, ¿qué se os pidió al equipo de guion de cara a esta segunda temporada?

Que por fin hubiese venganza pero que sucediese en 14 capítulos manteniendo la intensidad. Ese es el reto de esta temporada. No vale llegar y pegar dos tiros. Es una venganza en 14 episodios. Pero ya estamos viendo el resultado y son muy intensos. Se nos ha quitado el miedo de que diese la sensación de que no pasa nada o de que la trama avanza lenta. Los personajes están muy trabajados ya desde el inicio y eso nos ha venido muy bien.

También se nos pidió que se entendiese porqué acabó María en la cárcel china, por ejemplo.

En 'Sin Identidad' hay personajes como el de Verónica o, especialmente, el de Megan que son protagonistas de muchas escenas de desnudo, sexuales, eróticas... ¿Qué le aportan estas escenas a la serie y a sus personajes? ¿Son necesarias o es un desnudo que busca enganchar a más espectadores?

Bueno, no estoy de acuerdo en que haya "muchas" secuencias de desnudos en la serie. El arranque del episodio 1 es especial, todo el prólogo donde se explica lo que pasó en China es bastante potente pero creo que debe ser así para entender porqué María ha sufrido tanto. Es duro pero está hecho de manera muy elegante. Hay otros episodios en los que no hay prácticamente ninguna escena de este tipo. Cada capítulo es diferente en este aspecto.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que Sin Identidad es una serie adulta donde las secuencias que tienen cierto contenido sexual cuentan algo importante de la trama y de los personajes. No son clips meramente estéticos de los cuerpos de los actores. Y desde luego no pretenden conseguir más audiencia, de hecho, a mí me preocupa que puedan molestar a algunos espectadores más tradicionales pero pienso que son necesarias para contar la historia.

¿En guion se plantean así o es decisión del director sacar, por ejemplo, un primer plano del pecho de Megan en sujetador o de su trasero? ¿Cómo se tratan estos temas en el triángulo guion-actor- director?

No recuerdo que haya primeros planos del pecho de Megan. Siempre es decisión del director cómo se ruedan las secuencias. Ese trabajo es suyo. Nosotros podemos proponer cosas a través del guión, pero dónde se pone la cámara es responsabilidad de los directores. Las negociaciones concretas de cómo se hace la puesta en escena para que los actores salgan favorecidos son entre ellos y el director en un clima de confianza. Todos son magníficos profesionales y si además hay buena relación entre los actores resulta más sencillo. Por ejemplo, en la primera temporada se notaba que había mucha complicidad entre Verónica Sánchez y Miguel Ángel Muñoz. Esa relación, sin verles cómo se comportaban en la cama, no se habría podido entender igual.

Hoy en día la televisión ha evolucionado mucho en España, el público ha madurado y podemos contar estas historias con más libertad.

Megan Montaner en el rodaje de 'Sin identidad' / M. RÍOS SAN MARTIN

Hay nuevos personajes, ¿qué se intenta reforzar con su incorporación a las tramas?

Sí. Hay nuevos personajes. Han pasado muchos años y el entorno familiar y profesional es diferente. Necesitábamos una mano derecha para Enrique y por eso diseñamos a un guardaespaldas que es más que eso, es su hombre de confianza. También está Miriam, la empresaria de los laboratorios, y su familia que apoyarán los nuevos negocios turbios de Enrique. Pero la familia Vergel es tan intensa que no hemos necesitado mucho más.

'Sin identidad' es una serie que se rueda en exteriores y escenarios reales: chalets, oficinas, parques… A la hora de escribir el guion, ¿sabéis las localizaciones de las que podéis disponer o escribís y luego que se las apañe la gente de producción?

Al inicio pactamos una serie de cosas para que se pudiese producir demanera razonable. Y yo creo que se hizo con bastante inteligencia. El chalet Vergel, donde vive la familia, es espectacular y funciona muy bien en cámara. Sucede algo similar con la casa de Pablo o de Juan, ambos decorados son impresionantes estéticamente. Un interior natural así es muy difícil de reproducir en plató.

El resto se nos van ocurriendo por capítulo. Según las necesidades de la trama. Tenemos bastante libertad. Hay mucho hospital, mucha calle en el centro de Madrid, mucho restaurante de lujo, cabañas en el monte, aeropuertos, algo de China, Bruselas… Muy variado. Cada episodio sorprenderá al espectador por la variedad de los escenarios. El nivel de la producción es impresionante. El trabajar así hace que el espectador no sepa por dónde va a ir la historia cada semana y genera unos capítulos diferentes unos de otros, algo muy creativo para nosotros aunque cansado para el equipo de rodaje. Es duro trabajar sin un plató.

¿Qué personaje crees que ha supuesto más dificultad para crear un arco narrativo sólido? ¿Para qué personaje ha sido más complicado escribir?

La relación de Verónica Sánchez y la familia Vergel era un desafío. Teníamos clara la trama de María y su venganza, pero necesitábamos una segunda trama potente para poder equilibrar los capítulos. Por eso decidimos que Amparo viviese en la misma casa que Bruno (y por eso optamos por casarlos) pero también que Enrique y que Luisa. Los desayunos de esa casa no son como los de Médico de familia precisamente. Para mí eso fue un retodivertido. Yo escribí los primeros capítulos de la serie de Emilio Aragón, de alguna manera fui culpable de esos típicos desayunos televisivos. Aquí los veremos pero sin ese “buen rollo”. Una vuelta de tuerca.

¿Cuál fue, a tu juicio, el punto débil o a mejorar de la primera temporada de 'Sin identidad' que empezó muy bien y terminó no tan bien?

Bueno, se mezclaron varios géneros. El arranque fue espectacular pero luego había una fase más centrada en los niños robados y no se cumplía la expectativa de la venganza. Pero los personajes estaban muy bien y por eso aguantó la serie con bastante buena audiencia. También sufrimos por la competencia, películas muy potentes como Intocable y el Mundial de fútbol. Aun así la serie se comportó fenomenal.

En esta 2ª temporada hemos intentado aprovechar lo bueno de la primera y añadirle nuevos elementos de thriller. Unos personajes muy bien desarrollados metidos ahora en una historia más complicada, más peligrosa. Todos tienen mucho que perder, incluso la vida. Reflejar bien esa tensión interna ha sido un reto. Por fuera veremos que se llevan bien y que aparentemente se quieren, pero por dentro están todo el tiempo pensando cómo matarse unos a otros. Ha sido divertido de escribir. Los personajes tienen muchísimas capas. Y los actores lo están haciendo genial. Yo creo que el resultado es muy intenso.

Fuente: cadenaser.com

FacebookTwitter