Manuel Ríos San Martín

guionista / director cine-tv / productor ejecutivo

Manuel Ríos San Martín

guionista / director cine-tv / productor ejecutivo

«Prefiero papeles malvados»

«Prefiero papeles malvados»

Miguel Rellán es un médico que trafica con niños en 'Historias Robadas', la miniserie de Antena 3

Tiene cara de buena persona y siempre se le asociará con el querido profesor 'Bacterio' de 'Compañeros'. Pero a Miguel Rellán (Tetuán, 1943) le van más los personajes de malo. Y con pocos más malvados se las ha visto que con su papel del doctor Gil, el médico que trafica con niños en 'Historias Robadas', la miniserie inspirada en los casos de bebés robados que Antena 3 repone esta noche (22.40 horas) y que está producida por BocaBoca.

¿Nos estamos olvidando de los bebés robados?
La sociedad tiene muy mala memoria y no solo en el caso de los niños robados. De una guerra terrible se habla dos días y si los medios dejan de hablar de ella parece que no existe. Es cierto que a la gente que le toca de cerca no olvida y no entenderán por qué los demás nos olvidamos.

¿Hasta qué punto puede una serie ayudar?
Por supuesto es mejor que se emita a que no. Acabamos de ver que el programa 'Encarcelados' (LaSexta) ha provocado que el Ministerio de Exteriores se movilice para repatriar a una señora que padecía cáncer en una cárcel de Bolivia. A lo mejor que se vuelva a emitir 'Historias robadas' sirve para que se vuelva a hablar de este caso.

En aquella ocasión usted interpretó al Doctor Gil.
A la hora de abordar el personaje tuve la ocasión de tener cerca a alguien que conocía al doctor Eduardo Vela (imputado por la trama en la vida real). Lo que incorporé fueron sus mecanismos de autodefensa, esos que provocan que nadie se declare culpable. Este doctor pensaba, a su manera, que estaba haciendo una labor intachable.

¿Llegó a empatizar con él?
No, no hay que confundir el entender al personaje con justificarlo.

¿Se siente cómodo en los papeles de malo?
Yo prefiero los malvados. Si soy actor es porque me encantó el papel de Jack Palance en 'Raíces profundas'. Vestido de negro, con su cara de mala leche. Me parecía mucho más fascinante que el tonto de Alan Ladd que hacía de bueno. Los malos son maravillosos para el cine y la literatura, para la vida no.

¡Y ahora vuelve a la tele de obispo!
(Risas) Ya me ves, ¡De obispo! 'He visto un ángel' (Telecinco) está ahora en 'stand by' y solo hemos grabado el capítulo piloto. Habrá que ver si sigue adelante.

¿Le resulta raro mirarse al espejo con la sotana?
No me he visto raro ni haciendo de 'Drag Queen'. Me he vestido de las cosas más raras que te puedas imaginar. Además yo fui a un colegio de curas y estoy más que habituado a este traje.

¿Lleva bien lo del secreto de confesión?
¡Claro, claro! La serie empieza con Antonio Resines confesándome una cosa y no tengo más remedio que callarme.

El ministro Montoro dice que el cine español es malo.
Lo que habría que preguntarle es en qué película se basa para decir eso, ¿cuál es la última película que ha visto en el cine? Este señor es un indocumentado absoluto. Naturalmente que hay malas películas españolas, pero en términos relativos no están nada mal. Yo creo que los políticos se pitorrean de nosotros.

eldiariomontanes.es

FacebookTwitter