Manuel Ríos San Martín

guionista / director cine-tv / productor ejecutivo

Manuel Ríos San Martín

guionista / director cine-tv / productor ejecutivo

Manuel Ríos San Martín: “Con 'Sin identidad', tal vez, cometimos el error de hablar solo de venganza”

Manuel Ríos San Martín: “Con 'Sin identidad', tal vez, cometimos el error de hablar solo de venganza”

Entrevista a Manuel Ríos San Martín, jefe de guion de la serie 'Sin identidad' que llega a su final este miércoles en Antena 3

'Sin identidad' pone el punto y final. La serie, magníficamente, protagonizada por Megan Montaner -que encabeza un sólido reparto- llega a su final tras dos temporadas y 23 episodios.

Final para una ficción que no pasará a la historia, porque así lo dictan las reglas de la televisión. Digan lo que digan, el share es la fea porra de madera que doblega o el brillante cetro con el que reinar. El share y las circunstancias, que diría algún monarca español de otro tiempo, continúa siendo el motor que mueve a las cadenas.

'Sin identidad' es el ejemplo perfecto para comprender el desatino de emparejar, indisociablemente, calidad y audiencia. Esta ficción de Diagonal nació con casi 5 millones que siguieron su primer episodio. La serie no pasaba de mediocre, no tenía rumbo claro en sus tramas y en la cadena se apresuraron a trabajar contra reloj para corregir una historia sin final y casi sin principio. Curiosamente, la audiencia, más o menos, permanecía. Los pequeños grandes detalles de Megan Montaner

Mediada su primera temporada, se sustituyó al equipo de guionistas. Se confió en Manuel Ríos San Martín y su equipo para dotar de un nuevo aire a la historia. Con mucha dificultad y sin gran brillantez, 'Sin identidad' concluyó su primera temporada con 2,9 millones de espectadores y con un objetivo en el horizonte: realizar una segunda y última entrega que no dé respiro al espectador.

Lo consiguió. La segunda temporada de 'Sin identidad' corrigió con nota las deficiencias que se pudieran hallar en la primera. Lo hizo arrastrando la bajada de audiencia y con una competencia atroz enfrente. La serie cobró profundidad y se complejizó (en el mejor sentido)… y el espectador no siempre se mantuvo fiel. Lo mejor de 'Sin identidad' ha sido lo menos visto. Ha pagado demasiado caro querer ser una serie adulta en un canal generalista.

Enérgico y optimista por naturaleza, Manuel Ríos San Martín afronta con ilusión la conclusión de la que ya puede contar como una más de sus hijas televisivas. Amante del feedback con el espectador a través de las redes sociales, Manuel es sabedor de las concesiones que su guion podría haber hecho en pro de un mayor dato de share; pero no las hizo. Unas veces por una cuestión de producción, y otras por su propio criterio creativo, 'Sin identidad' ha sido solo lo que en su sala de máquinas han querido que sea. Para bien y para mal. Algo que Manuel también reconoce; la autocrítica está presente en esta entrevista. Escucharle es tan gratificante como didáctico.

La más difícil para empezar: 'Sin identidad', en su segunda temporada, solo ha logrado tener más audiencia que 'Vive cantando' de todas las series emitidas por A3 en este curso, ¿Decepcionado? ¿A qué causas atribuís esta respuesta del público?

Lo que se demuestra es que la ficción española funciona muy bien en televisión y que prácticamente todas las series estamos por encima de la media de cadena. Incluida 'Sin identidad'.

A todos nos gustaría que nuestra serie fuese vista por muchos espectadores, pero una media de más de 2 millones y medio no está nada mal teniendo en cuenta también los visionados de la web. Este trimestre ha sido probablemente el más disputado de la televisión española desde hace muchos años. Enfrentar en un mismo día: 'La Voz', 'Águila Roja', 'Sin identidad' y, no nos olvidemos, a Chicote ['Pesadilla en la cocina', en laSexta] es una locura. Impensable hace apenas tres meses. Piensa, además, que la serie de La 1 no tiene publicidad y nosotros, a veces, casi 30 minutos. Pero esto es así, es la televisión comercial. No me quejo, todo lo contrario, si la cadena gana dinero con nosotros estará contenta.

Bueno, en los últimos capítulos estáis subiendo algunas décimas...

Sí, en la recta final estamos subiendo claramente. Las reacciones en las redes sociales están siendo bestiales, los tuits se multiplican de una semana a otra.

Por otra parte, creo que 'Sin identidad' es una serie adulta, sin concesiones, con mucha evolución en las tramas y eso hace que si te pierdes un capítulo es difícil reengancharse. Tanto Antena 3 como nosotros estamos muy contentos con el resultado. Emplazo a los espectadores a ver el último episodio aunque no hayan sido seguidores fieles. Es espectacular, con una producción extraordinaria y una buena historia. Los actores están realmente bien. Merece la pena verlo.

Dado que la serie tiene un punto de inflexión en el episodio 7, ¿hubiera sido más positivo parar ahí y retomar con la parte final tras el verano, como ha hecho Telecinco con 'El Príncipe'?

Eso son estrategias de la cadena pero yo prefiero que se haya emitido en continuidad. 7 capítulos son pocos.

¿El mayor reto al escribir esta última temporada es tener que dosificar la venganza a lo largo de 14 capítulos?

Tal vez cometimos el error de hablar solo de venganza. Ese titular vendió, pero la serie es mucho más que eso. Mucho más. En realidad es la lucha de dos personalidades muy fuertes, de dos personajes inteligentes de los que solo puede quedar uno. La serie es la guerra entre dos bandos encabezados por Enrique (Tito Valverde) y María (Megan Montaner). La venganza solo puede estar al final, como es lógico. Hay gente que pedía venganza desde el 1 y eso era, evidentemente, imposible.

Y también está Verónica Sánchez con su propia historia contra la familia Vergel como trama secundaria. Quizá debimos empezar la venganza uno o dos capítulos antes. Habría dado más juego.

Mucha gente pedía que se uniesen las dos hermanas desde el inicio pero eso no era posible por un tema de diseño de producción. Megan no podía rodar más de 22-24 secuencias por episodio (por imposibilidad material de días de rodaje). Eso implicaba que era necesaria una trama secundaria potente y una tercera más breve.

Decidimos que el personaje con más entidad para esa subtrama era Amparo y su relación con Bruno, Álex y Enrique. Si Amparo se unía a María, quitaba peso a Pablo, eliminaba esa segunda historia y generaba al menos 30 secuencias para Megan. No era viable. Y nosotros estamos satisfechos del resultado.

Una vieja reivindicación de los guionistas españoles es la de series de capítulos de menos de 1 hora, ¿en qué hubiera ganado Sin Identidad si sus capítulos fueran solo de 55 min? ¿Qué trama no tendría cabida?

Yo ya me he acostumbrado a escribir 70 minutos. Es verdad que los capítulos suelen perder un poco de ritmo en el centro pero no nos habrían cabido tramas como la de Lidia Bosch con Diana Palazón y habría sido una pena.

¿Qué dirías tú que ha aportado 'Sin Identidad' a la ficción española?

Para mi mucho más de lo que se ha comentado. 'Sin identidad' ha tenido una unidad entre producción y guion que yo he visto muy pocas veces. Hemos estado muy coordinados para aprovechar todo lo que nos daba el concepto. El no tener plató y rodar todo en interiores y exteriores naturales nos ha dado una imagen muy moderna y de gran calidad. Pero eso iba acompañado por unos guiones que lo jugaban muy bien, que hacían posible una producción tan compleja y a la vez una trama imprevisible. En 'Sin identidad' nunca sabes dónde vas a estar en el minuto siguiente, el espectador no tiene manera de adivinarlo. Va siempre por detrás.

Y, aunque se ha hablado poco, creo que también hemos aportado una construcción de personajes muy adulta, con grandes conflictos internos. El caso de Verónica Sánchez ha sido el más comentado en redes sociales. Un personaje con muchas aristas. Todo el mundo se preguntaba “¿es buena o es mala?”. Generar esa incertidumbre en el espectador no es muy común, porque la soluciónen este caso no es simple. Quiero decir que no damos respuestas tipo “es mala pero nos tenía engañados”, cosas así. Realmente es un personaje complejo, en ocasiones actúa mal pero se siente muy culpable y sufre, engaña a Bruno pero le quiere… Ambas cosas son ciertas. Es tremendamente humana, capaz de lo mejor y de lo peor. Es una superviviente. Eso me gusta mucho.

Tampoco están mal otros personajes protagonistas, vistos desde este punto que dices...

Megan ha el hecho un trabajo espectacular. Es difícil ver una serie donde el personaje protagonista (María) se equivoque tanto y a pesar de eso el público la quiera. Es un riesgo, y en redes sociales ha sido muy polémico. Si piensas en su evolución, ha caído en la droga, en el sexo sucio, en la violencia, ha engañado a Pablo, su gran amor... Y sin embargo la gente terminará la serie volviendo a quererla, comprendiéndola. Eso ha sido una pirueta muy arriesgada. Pero estamos satisfechos con el resultado.

Y una mención especial para Tito Valverde. Cuando se vea el último capítulo, se terminará de entender: un actor de su edad, con tanta carrera por detrás normalmente no se arriesga tanto. En el episodio final, Tito está espectacular, asume grandes riesgos (dirigido por Joan Noguera) y el resultado es magnífico.

Sería injusto no mencionar al resto del elenco, Daniel Grao se ha transformado completamente en la 2ª temporada; por supuesto Eloy Azorín, al que toda España adora y Miguel Ángel Muñoz, que ha madurado como actor. Y, desde luego, Lidia Bosch que también asume un gran riesgo. Ya lo veréis en este último episodio. Y todos los secundarios, desde Mar Regueras hasta Diana Palazón, pasando por Raúl Prieto, Silvia Alonso, Andrea del Río, Sara Casasnovas… Sin olvidarnos de los primeros capítulos de la temporada con Jordi Rebellón o Antonio Hortelano.

También eres el padre de una novela, 'Círculos', un thriller que pone el foco en los realities de televisión, la influencia de las redes sociales y donde hay malos muy malos y suspense a raudales. ¿No basta esto para que alguna cadena o productora se interese en su adaptación televisiva? ¿Lo has puesto ya en la mesa de alguien este proyecto? ¿Cuál sería el formato ideal para adaptar 'Círculos' en televisión?

Manuel Ríos San Martín posa en una imagen promocional de su novela 'Círculos' / ALFONSO SEGURA (PROMOCIONALES)

Todavía no me he planteado esa adaptación, aunque lo haré, por supuesto. En principio, he lanzado la novela solo a través de una web donde se puede descargar por menos de 5 euros. La editorial PenguinRamdomHouse ha conocido el proyecto por las redes sociales y acabamos de llegar a un acuerdo para que la editen ellos. Estamos trabajando en una edición renovada, madurando algunos aspectos del texto y profundizando en los personajes. Se lanzará en otoño una edición digital potentísima (con mucho material de fotos y vídeos) y ya en el 2016 la edición en papel. Cuando esté todo esto terminado será el momento de pensar en la adaptación. Pero creo que la historia es muy televisiva, al estilo de la serie Danesa 'Broen', aunque algo más moderna de imagen. Un toque 'Black Mirror'. Veremos…

¿Te hubiera gustado dirigir algún capítulo de Sin Identidad?

Si te digo la verdad, no me lo he podido ni plantear porque el guion me ha dado mucho trabajo junto a mi equipo (Mónica Martín-Grande, Ramón Tarrés, Victoria Dal Vera y Tatiana Rodríguez). Y los directores lo han hecho muy bien. Pero, a toro pasado, cuando veo el resultado final, me dan envidia. Me consta que ha sido muy cansado pero el resultado ha merecido mucho la pena. Les felicito por ello.

Si tuvieras que hacer un spin off (tan de moda ahora) de 'Sin Identidad', ¿qué personaje escogerías? ¿Secuela o precuela?

La precuela ya se ha hecho, es la novela de Ramón Tarrés 'Sin identidad, el origen', (Ed. Espasa) que habla del inicio de la fortuna de Enrique Vergel y de la adolescencia de María y Bruno. Es un planteamiento muy original que hará disfrutar a los seguidores de la serie.

En cuanto al spin off, creo que podría tener dos muy interesantes: una agencia de investigación con María y Pablo. Con más acción, más tipo 'Orphan Black'. Y cualquier cosa con el personaje de Verónica Sánchez. Una pena que ese personaje no continúe. Claro que,en otro registro mucho más loco, una comedia con Tito Valverde que llega al cielo (o al infierno) y se hace con el poder en cuatro días también tendría su punto.

Fuente: cadenaser.com

FacebookTwitter