Manuel Ríos San Martín

guionista / director cine-tv / productor ejecutivo

Manuel Ríos San Martín

guionista / director cine-tv / productor ejecutivo

El Casting

El Casting

Semana - 5 antes del rodaje

Toda la fase de creación de una miniserie es muy complicada. Tiene que tener una estética cinematográfica pero en tiempos más cercanos a los de una serie de televisión. Hay que trabajar rápido pero con una concentración máxima, no puedes equivocarte en ningún paso porque no hay tiempo de rectificar. Esto afecta a todo el equipo.

En estos “Diarios de rodaje” voy a ir analizando las diferentes fases de preproducción y de rodaje en la medida que tenga tiempo libre.

EL CASTING

No es necesario decir que el reparto es fundamental en una miniserie. Hay un cierto tiempo de ensayos pero limitado y hay que llegar al rodaje con las ideas muy claras. En Rescatando a Sara es un proceso esencial ya que es una miniserie de personajes y de emociones. Carmen Machi fue mi primera opción desde el principio para interpretar a Leticia, la madre que busca desesperadamente a su hija secuestrada. Carmen lleva más de 2 años sin hacer televisión y este proyecto significa su vuelta. Pero con el añadido de que se trata de un papel dramático, el primero en este medio. En el cine y en el teatro Carmen Machi ha interpretado personajes muy variados y con bastante carga dramática, pero no en la televisión. Es una oportunidad estupenda para probar otro registro. Cuando se lo propusimos Carmen también lo vio así. El proyecto se retrasó algo más de un mes para que ella pudiese estar presente. Antena 3 estuvo de acuerdo, merecía la pena esperar. Su pareja protagonista es Fernando Guillén Cuervo, él interpreta al periodista que le ayuda en todo el proceso. Ambos tenían cierto parecido con los personajes reales aunque en este caso no era esencial ya que no ellos no son conocidos.

Pero hay otros dos personajes muy complicados en la miniserie, uno de ellos, el de Sara, la niña secuestrada. Vinieron varias niñas famosas por distintas series de tv y que lo hicieron muy bien, pero yo creía que debía ser una cara nueva. Así lo vieron también en Antena 3. La credibilidad de la historia así nos lo pedía. Sandra Melero vino también para hacer la prueba. No había hecho nada, tan sólo una figuración en una serie. Al principio no lo vi muy claro hasta que llegó una escena en la que tenía que llorar. Sandra empezó a llorar de una manera absolutamente creíble que nos dejó a todos impactados. Incluso alguna persona presente en la sala se echó a llorar al verla a ella. Sandra tiene una capacidad sorprendente para trabajar con sus emociones desde la verdad y, según nos dice, no sufre por ello. De hecho entre toma y toma se reía bastante. Más todavía cuando el director, o sea yo, me caí de la silla dando una absurda voltereta hacia atrás. Pasó del llanto a la risa y de nuevo al llanto en la siguiente toma.

El cuarteto protagonista lo completa Abdelatif Hwidar, un árabe de origen marroquí y egipcio afincado desde hace años en España. Hará de Abdel, el padre de la niña.

FacebookTwitter